Las presiones de la vida cotidiana pueden causar diarrea en algunas personas, por lo que es importante aprender a gestionar las cargas de estrés, dado que esto puede tener un impacto considerable en la digestión.

Es buena costumbre dedicar un tiempo a sí mismo y a las propias pasiones, cultivar aficiones y practicar actividades físicas que favorezcan la relajación física y mental, como hacer yoga o caminar.

También es muy importante dedicar el tiempo adecuado al descanso nocturno, intentando dormir un número de horas suficiente cada noche.

Aboca