La diarrea es un trastorno muy común que afecta a adultos y niños, caracterizado por la emisión rápida y frecuente (más de 3 evacuaciones al día) de heces abundantes y poco formadas.

Este trastorno es debido a un aumento de la secreción y/o a una disminución de la absorción de líquidos, asociados a un aumento de la motilidad intestinal.
Además del malestar y del dolor, la diarrea comporta:

  • el riesgo de deshidratación, particularmente elevado sobre todo en los niños y en los ancianos;
  • la pérdida de vitaminas y minerales;
  • un desequilibrio de la flora bacteriana intestinal.

Es importante intervenir en la fase aguda de la diarrea para reducir el malestar, los tiempos de curación y disminuir la pérdida de fluidos y sales minerales importantes para nuestro organismo.

Aboca